Qué esperan las consultoras para el año que empieza

Un relevamiento privado que agrega previsiones de una treintena de bancos, fondos de inversión y consultoras arroja que para 2022 los expertos esperan una reducción considerable del crecimiento económico. También que la inflación se mantenga alta y que el dólar oficial suba más del 50%.

Un nuevo año ya está en marcha y al tratar de tomar decisiones conviene mirar hacia adelante para entrever que se puede esperar de este 2022 en el mercado. Las encuestas de expectativas, aunque lejos de ser infalibles, intentan servir a ese propósito al menos sentando01- las bases de lo esperable.

Una de ellas es la que publica mensualmente Latinfocus, que indicó indicó que “el crecimiento del PBI se reducirá considerablemente en 2022 en comparación con este año, a medida que el efecto de base baja disminuya”, tras el 10% que se alcanzaría este año y que compensó parcialmente una caída similar durante 2020.

“La incertidumbre relacionada tanto con la pandemia como con la formulación de políticas representa el principal riesgo a la baja para las perspectivas”, consignó la encuesta que se basa en datos de los primeros días de diciembre.

El consenso de los encuestados -una especie de mediana entre las distintas respuestas- es que la economía crecerá un 2,3% en 2022, lo que supone un aumento de 0,1 puntos porcentuales respecto a la estimación del mes previo. Para 2023, mientras tanto, estiman un crecimiento del 2,1%.

En este sentido, el informe advirtió que “los desequilibrios macroeconómicos generarán una caída en la confianza de los inversores, lo que pesará sobre la economía”.

Por otro lado, no hay indicios de que se espere una desaceleración significativa de la inflación.

“Los panelistas de FocusEconomics proyectan que la inflación terminará en 2022 en el 49,8%, lo que supone un aumento de 1,9 puntos porcentuales respecto a la estimación del mes pasado, y en 2023 en el 38,9%”, consignó el reporte.

En esta misma línea, el informe de LatinFocus Consensus Forecast marca que los especialistas esperan que la devaluación del peso se profundice en 2022, con una suba de algo más del 50%, en línea con la inflación esperada. 

El consenso de los encuestados considera que el dólar oficial finalizará en 2022 en $160,29. Sin embargo, si se tiene en cuenta la mediana de las respuestas, el número asciende a $162,2 para 2022.