Rally de Papá Noel en Wall Street

Wall Street se encamina a cerrar un diciembre alcista después de haber sufrido durante la mayor parte del mes debido a los temores que genera la variante ómicron del COVID-19 y las dudas sobre el impacto que tendrá en los mercados el endurecimiento de la política monetaria en los Estados Unidos. Tras los temblores, el tradicional “rally de Papá Noel” no faltó a la cita y llevó al mercado neoyorquino a nuevos récords históricos. 

El martes el S&P 500, el más abarcativo de los índices de Nueva York, terminó con leves bajas que quedaron en anécdota. La corrección llegó luego de que en la rueda el indicador tocara un nuevo máximo histórico intradiario. Con un avance de cerca del 5% a poco del cierre del mes, el tradicional “rally de Papá Noel” no defraudó.

En la última semana del año Wall Street despejó las dudas que generó la variante ómicron a lo largo de todo diciembre y buena parte de noviembre. La variante se expande a ritmo acelerado por el mundo y los inversores no logran sacarle el ojo de encima, aunque todavía el mal humor no domina a los mercados dado que las altas tasas de contagio no son acompañadas por tasas de mortalidad similares.

El lunes, el número de casos mundiales de COVID-19 alcanzó un récord diario, con más de 1,44 millones de infecciones en todo el mundo, superando el récord anterior. Las infecciones por la variante ómicron, que infecta 70 veces más rápido que las cepas anteriores, constituyeron gran parte de los nuevos casos registrados, aunque los estudios indican que la enfermedad causada por la cepa es menos probable que sea grave o que dé lugar a hospitalizaciones. 

Las autoridades sanitarias estadounidenses recomendaron reducir la cantidad de días de aislamiento ante un contagio, ayudando a calmar las aguas.

Diciembre fue un mes volátil para los inversores que sopesaron el impacto de la cepa en la economía, pero los últimos avances que indican que Omicron puede causar una enfermedad más leve ayudaron a los mercados a sacudirse las preocupaciones anteriores.

El lunes el S&P 500 había cerrado en máximos, marcando el 69º cierre récord del año del índice de referencia.

Los movimientos sugieren que un Rally de Papá Noel -uno en el que las acciones suben en las últimas cinco sesiones de negociación de un año, más los dos primeros días de negociación del nuevo año- está hasta ahora en marcha. En los últimos 92 años, el S&P 500 ha ganado el 77% de las veces durante el periodo de rally de fin de año, según datos de Sundial Capital Research citados por Reuters.