Se fortalece el dólar a nivel global

Los datos mixtos de inflación en los EEUU obligaron a la Reserva Federal a mantener el rumbo y sostener las subas de tasas. Está semana tocó un nuevo aumento de 75 puntos básicos, la quinta suba en lo que va del año. La tendencia obliga a una estrategia de inversión cautelosa, ya que pone techo a las suba de acciones y bonos de mercados emergentes.

La Reserva Federal de los Estados Unidos, el banco central de ese país, terminó este miércoles su reunión de política monetaria con una suba de tasas de 75 puntos básicos. Fue la quinta suba del año y estuvo en línea con las expectativas del mercado. Los datos mixtos de inflación permiten ilusionarse con un techo para la dinámica alcista de precios pero no con una relajación de la dirección de la política monetaria, orientada a cortar de raíz a la inflación.

El aumento de la tasa lleva la tasa de interés de referencia del banco central, la tasa de fondos federales, a un nuevo rango de 3,0% a 3,25%, su nivel más alto desde 2008, desde un rango actual entre 2,25% y 2,5%.

Tres subas de tipos de 75 puntos básicos seguidas no tienen precedentes desde que la Fed comenzó a apuntar explícitamente a la tasa de los fondos federales para llevar a cabo la política monetaria a fines de la década de 1980. Antes de eso, la Reserva Federal utilizó un mecanismo diferente para llevar a cabo la política monetaria, como apuntar a la oferta monetaria, no hay forma de comparar con la época actual.

Hasta ahora, el consenso del mercado se inclina a que el organismo que lidera Jerome Powell todavía tiene mucho trabajo por hacer. La sorpresa negativa del índice de precios al consumidor de agosto dejó en claro que todavía queda camino por andar antes de ver un giro en el manejo de la política monetaria.

El giro hawkish de la Fed obliga a la cautela a los inversores, ya que tiende a fortalecer al dólar y a limitar así los posibles avances de acciones y bonos emergentes.