Se terminó la novela de Twitter

Esta semana se dio a conocer que la junta directiva de la compañía Twitter finalmente aceptó la propuesta del CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, para adquirir la compañía en su totalidad. La oferta finalmente fue de USD 44.000 millones, lo que significa que la adquisición fue por un valor de USD 54,20 por acción. En el mercado, el papel cotizaba largamente debajo de los USD 50 por unidad antes de la confirmación de la noticia.

El mercado recibió con buenos ojos la noticia, ya que la firma avanzó un 5,6% luego de darse a conocer la aceptación de la oferta, lo que llevó a que su acciones cierren a un precio de USD 51,7. 

Como resultado del deal, Twitter pasaría a convertirse en una compañía privada y así dejaría de cotizar en Wall Street, aunque aún es necesaria la aprobación tanto de los accionistas como del sistema regulatorio estadounidense.

La principal preocupación continúa siendo que Elon Musk utilice la plataforma de comunicación para silenciar las críticas a su nombre, a pesar de que el millonario ya indicó que no intervendrá en la firma de esa manera. De hecho, el hombre más rico del mundo declara a viva voz que busca reducir la represión en la red, permitiendo mayor libertad de expresión.

Gracias a esta situación, Twitter logró despegarse de los resultados del sector de comunicaciones, al avanzar un 33,9% en el último mes y acumular una suba de 19,6% en lo que va del año frente a la caída del 20% del fondo que sigue a las acciones del sector, el XLC.

El trato, uno de los más resonantes de los últimos años en Wall Street, generó importantes ganancias para los tenedores de acciones de Twitter, dado que se celebró bien por encima de los valores de mercado.

En la Argentina, los inversores toman posiciones en Twitter gracias a que la empresa está listada en el mercado local como un Cedear (certificado de depósito argentino) que permite operar en acciones del exterior a través de un instrumento en pesos.