Último pago al FMI del año

Esta semana se concretó el pago de USD 1.892 millones en concepto de vencimiento de capital al Fondo Monetario Internacional. El pago prueba que el gobierno argentino está comprometido con alcanzar alguna clase de acuerdo con el organismo, de otra forma no sacrificaría semejante fracción de sus endebles reservas. Si logra hacerlo antes de marzo, cuando caería en default, es la incógnita.

Esta semana tuvo lugar el último vencimiento de 2021 con el Fondo Monetario Internacional del año. Es uno de los dos más importantes: un pago de USD 1.892 millones idéntico al que tuvo lugar en septiembre.

El pago supone un fuerte golpe a las reservas líquidas del Banco Central, en torno a los USD 5.000 millones y números negativos según la estimación que se tome. Y es una señal de compromiso del Gobierno con el objetivo de alcanzar algún acuerdo con el organismo. De otra manera, no tendría sentido sacrificar tenencias ya de por sí escasas.

Esta semana también se darán a conocer los resultados de la auditoría sobre el programa de Stand By por USD 57.000 millones que se firmó en 2018. Un informe del que el Gobierno espera sentencias críticas para con la administración anterior.

Tras el freno por las fiestas de fin de año, las conversaciones con el Fondo se reanudarían formalmente la semana del 10 de enero. 

Para ese entonces, ya habrá un nuevo director del Departamento del Hemisferio Occidental en el FMI, el brasileño Ilan Goldfajn. El ex presidente del Banco Central de Brasil presenta un perfil ortodoxo, con un currículum académico similar al del ex presidente del Banco Central de la Argentina Federico Sturzenegger, y será clave ver su participación en una negociación en la que el Gobierno argentino espera llegar a un acuerdo fuera de lo común.