Vuelve el atractivo de comprar dólares en la Bolsa

El Gobierno giró sobre sus talones y revirtió trabas a las operaciones que se hacen en la Bolsa para adquirir dólares en blanco sin límites de monto y a un tipo de cambio alternativo, algunas establecidas tan pronto como el mes pasado. Ahora habrá una demora de sólo 3 días para comprar divisas a $159 y ninguna demora para venderlas a ese tipo de cambio.

Con el objetivo de aumentar la liquidez en los mercados cambiarios alternativos y legales, como una alternativa al dólar informal y con la intención de que esa flexibilización impida nuevos saltos de la brecha cambiaria, la Comisión Nacional de Valores (CNV) facilitó este lunes al dólar MEP. Se  trata de la opción en blanco más directa de dolarizar ahorros.

El dólar MEP es una operación cambiaria que se hace en la Bolsa porteña a través de la compra y venta de bonos soberanos en dólares. Al comprar un bono con pesos y, luego, venderlo a cambio de dólares se puede cambiar moneda local por divisas a un tipo de cambio alternativo. 

El precio por dólar que se paga surge de la división del precio en pesos de ese bono por el valor del precio en dólares del mismo papel. Ese tipo de cambio implícito se informa a diario como dólar MEP y, como otras alternativas de mercado, varía de precio de acuerdo a la oferta y la demanda que exista. 

Este martes, el costo de pasar de pesos a dólares por esta vía estaba en los $159, un tipo de cambio por encima del oficial pero atractivo en comparación con los $169 del contado con liquidación -una operación similar al MEP pero que termina con los dólares en una cuenta fuera del país- y con el dólar informal, que se operaba a $180 la unidad según datos de la agencia internacional Reuters.

Hasta ahora, la compra de bonos con pesos para su posterior reventa a cambio de dólares tenía un período de parking -espera obligatoria- de cinco días hábiles impuesto por la CNV. Ese período se redujo a tres días esta semana, lo que reduce la demora y el riesgo de precio durante el período que se toma en la operación. 

En el caso inverso, aquellos que compran bonos con dólares y luego los revenden a cambio de pesos para obtener $159 por dólar en lugar de los $77 que se pagan en los bancos, no hay período de parking alguno.

La mayor parte de las operaciones de dólar MEP se hacen hoy mediante la compra de bonos Bonar 2030 (AL30), uno de los títulos surgidos del reciente canje de deuda.

El único límite al que hay que estar atento es a los 90 días de espera obligatoria impuesto a quienes hicieron uso del cupo de USD 200 para la compra de dólar ahorro. Comprar MEP inhabilita durante 90 días para adquirir dólar ahorro en bancos y, viceversa, la compra de dólares para atesoramiento en bancos y casas de cambio inhabilita por 90 días para operar MEP.

La alternativa, así, es atractiva para quienes tienen que dolarizar cifras mayores a los $27.000 que compran los USD 200 autorizados mensualmente, para personas humanas que no pueden comprar en el mercado oficial por estar impedidos -al dólar ahorro no acceden quienes cobran planes sociales, hicieron gastos con tarjeta que consumieron sus cupos de los meses siguientes, trabajan en empresas asistidas por el Estado, entre otros- o personas jurídicas, empresas que de todas maneras nunca pudieron dolarizarse en el mercado oficial.